Apaga… pero deja la puerta entreabierta

Esta semana el ejercicio del curso “Arte y cultura en circulación“, serán las conclusiones personales sobre el curso.

  • Primero, agradecer el esfuerzo de Ártica al realizar el curso y todo lo que gira alrededor: clases, twitter,…
  • Segundo, el encontrar gente con la que compartes una visión de la cultura que no es cerrada y que queremos su implantación.
  • Tercero, el intercambio que se ha producido con cada ejercicio, el poder acceder a ellos y la interacción que se produce es brutal. Es algo que complementa lo que puedas estar haciendo en tu nivel local.

Creo que mi participación ha sido bastante activa y con la idea, en el principio, de centrar ideas y aclarar conceptos. Los objetivos personales han sido alcanzados y rebasado con creces.

¿Hacia donde ir? Creo que el curso siempre tiene que estar por lo que aporta y aclara. Pero creo que hay que ir dando pasos hacia entidades como Cultural Commons Collecting Society, en cada país. ¿Por qué? Porque nos estamos dando cuenta que las licencias libres que utilizamos no están protegidas, y sistemáticamente no son respetadas. Simplemente porque se tiene la idea de gratuidad frente a reconocimiento.

Tenemos que crear nuestras entidades de gestión, no de recaudación, para que las licencias libres sean respetadas al mismo nivel que el copyright.

¡Muchas gracias por el curso, mucho gusto en conocer a las/os participantes y grandes Ártica!

Creactividad

Foto: Edison / Carmen Fuentes

Esta semana el cuarto ejercicio del curso “Arte y cultura en circulación“, lleva por título “Piratería y circulación de cultura” y se apoya en ideas centrales del libro: “Piratería de medios en las economías emergentes”, editado por Joe Karaganis. La tarea consiste en seleccionar una de las 10 ideas expuestas. Buscar noticias o/y estudios relacionados con esa idea y analiza críticamente la afirmación a partir de lo que encontré.

La idea expuesta que cogo es “La piratería desincentiva la creatividad.” Y el documento que aporto es “La piratería nos afecta a todos“escrito por Pedro Farré, Jefe de la Oficina de Defensa de la Propiedad Intelectual (SGAE).

Al ver el documento, la cuarta razón que se esgrime: “…desincentiva a los creadores y desalienta la promoción de nuevos artistas, lo que, tarde o temprano, supondrá un empobrecimiento de nuestra cultura.” Se da para, y siempre por el interés general, erradicar la piratería.

Cuando se habla en el documento de los derechos de las/os autoras/es solo se menciona uno, el salario, reduciendo la propiedad intelectual a algo económico (derechos patrimoniales). Dando a entender que solo con este modelo se “…permite la creatividad, y la generación de nuevos recursos culturales.”

La industria olvida mencionar los derechos morales de las/os autoras/es, que al fin y al cabo son los que realmente protegen la autoría y la maternidad/paternidad de la obra. La mayor molestia por parte de las/os autoras/es, no es que se compartan copias ilegales de sus obras, puesto que de alguna manera para ellas/os aumenta su reputación. Y en algunos casos, la vanidad. Lo que las/les molesta es que no se reconozca su autoría.

Las/los autoras/es son conscientes de que lo más importante es la libre circulación de su obra, no de su monopolio. Como ejemplo pongo Twitter. El servicio de microblogging más utilizado permite la utilización de hashtags como: #poesía, #micropoesía, #microrelato, #microcuento,… Y añadiendo las posibilidades de utilizar los 140 caracteres o añadir fotografías que permite el “tuit”, nos da una herramienta de creación y difusión de contenidos culturales al margen de la gran industrial cultural. Y quedando los derechos en manos de las/os usuarias/os que a la vez son creadoras/es.

La propiedad intelectual limita la creación porque no permite su libre difusión. La protección que pide la industria contra “la piratería”, no es para proteger a las/os autoras/es, en el mundo editorial el/la autor/a cobra una media del 10% del precio del libro sobre catálogo sin el IVA. Es para proteger la venta de ejemplares.

Caricias y Batallas

Foto: De todo corazón / Guillermo Viciano

Comienza una aventura editorial que emprendemos el Colectivo “Los Perros Del Coloquio” y Ágora Editorial. Unos con una antología y otros publicándola.

La finalidad de este blog es:

  • Mostrar los pasos y la actividad de un nuevo colectivo de escritoras/es de la ciudad de Valladolid que, aunque conocidos de forma individual, empiezan en 2013 una andadura de forma colectiva, con una antología de 15 escritos en diferentes formas pero todos ellos con el amor como tema.
  • Dar a conocer una forma de compartir y difundir la cultura (copyleft) que choca con el modelo actual (copyright).
  • Conseguir la financiación para la publicación del libro “Caricias y Batallas” en papel y formatos digitales (ePub y PDF). Y de su “hermano pequeño” con el título provisional de “Caricias y Batallas: (re)mezcla“. Una segunda versión compuesta con 15 escritos que serán remezclas de los originales y que saldrán de un concurso.

Aunque conocemos el inicio no sabemos como será el final del camino. Por ello os invitamos a seguirnos.