La cultura en tiempos de internet.

Internet ha venido a revolucionar las comunicaciones, los espacios, el pensamiento pero sobre todo el conocimiento del ser humano hacia sí mismo. Cuando hablamos en estos términos no solo nos referimos a la web, que debido a su popularidad se confunden dichos términos, también a los servicios y protocolos: e-mail (pop3), transmisión de archivos (P2P), conversaciones en línea (VoIP),…

El contenido que ofrece Internet es tan basto que nadie lo alcanza a conocer en su totalidad, a pesar de que existe en la red aún muchos vacíos de información. Cada día miles de documentos se digitalizan o se crean, hay espacios donde guardamos y difundimos nuestros archivos de audio e imagen que reflejan nuestra vida cotidiana, y documentos que han capturado los hechos más relevantes de la historia de la humanidad. Cada minuto surge más información sobre una amplia diversidad de temas y nadie puede controlar tanto su expansión como su influencia en cada uno de los pueblos, ciudades, estados,… del mundo.

Es por eso que iniciativas como Stop Online Piracy Act (SOPA) en Estados Unidos, Anti-Counterfeiting Trade Agreement (ACTA) o la Ley Sinde-Wert parecen ideas retrógradas y anacrónicas ya que obstaculizarían el flujo de información e imposibilitarían miles de interacciones. La apertura de espacios que ofrecen audio e imágenes y que estimulan la participación de los usuarios en su difusión, es un punto clave para nuestro desarrollo como seres humanos: nos estamos conociendo y relacionando más que nunca. La aprobación de estas iniciativas afectarían diversas áreas de la cultura. Así como sucede con internet, la cultura es una red infinita de saberes y acciones que se van tejiendo día a día. No hay cultura pura sino la convergencia de dichos saberes y acciones que se van transformando conforme transcurre el tiempo. La cultura, como fenómeno social, necesita de los demás para su existencia.

Las leyes españolas, siempre han estado aletargadas y en desventaja frente a los temas culturales. La cultura es casi invisible en los proyectos de gobiernos y en las reformas que se han realizado y en la que en la actualidad se discuten. Tenemos pocos espacios de difusión cultural en los medios de comunicación tradicionales: prensa, radio y televisión. Internet llena estos vacíos porque divulga, comparte, enlaza, abre espacios, genera conocimiento y difunde una amplia variedad de información cultural que no está disponible en ningún otro medio. Este tipo de iniciativas que pretenden regular el flujo de información en internet no se preocupan por los autores, editores, por las web que consultamos, sino por el interés de las grandes corporaciones musicales, editoriales, televisivas que han visto una reducción en sus beneficios en los últimos años. No negamos que ante esta realidad necesitamos replantear conceptos como legalidad, legitimidad y piratería.

Al aprobarse leyes con la Sinde-Wert, reformar la Ley de Propiedad Intelectual, o la puesta en marcha El Copyright Alert System (CAS) miles de archivos tendrán un acceso limitado dentro de un espacio que por naturaleza es libre. Hoy en día no debemos hablar sobre “piratería” (forma peyorativa, para referirse a las copias de obras sin el consentimiento del titular de los derechos de autor y que pretende equiparar el acto de compartir con la violencia de los piratas de barcos, criminalizando a los usuarios), sino de difusión y de libre acceso al conocimiento, el cual ya no es exclusivo de unos pocos como lo era hasta principios del siglo XX. Ahora el conocimiento global está frente a nosotros, solo es cuestión de buscarlo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s